MÁS COMPETITIVIDAD MEJORES RESULTADOS

PRIMER OBJETIVO: TÚ MISMO

La mayoría de las veces ganar o perder está determinado por nuestras propias acciones, o la falta de ellas. Superarse uno mismo significa pasar largas horas de práctica y preparación, como hacen todos los grandes campeones, independientemente de su disciplina.

Estar preparado para ganar significa que debes tener un gran conocimiento de las habilidades fundamentales. La victoria aquí significa vencer la apatía y la dilación que le impiden desarrollar las competencias necesarias para ganar.

SEGUNDO OBJETIVO: TUS FORTALEZAS

Necesitas saber cuáles son tus fortalezas y aprovecharlas. Jugar con tus fortalezas significa poner un gran esfuerzo y energía en las áreas donde lo está haciendo produce resultados enormes.

¿Cuáles son tus puntos fuertes actuales? ¿Cómo podrías poner más énfasis en utilizar esas fortalezas para crear resultados aún mejores?

TERCER OBJETIVO: TUS DEBILIDADES

Hay investigaciones que indican que el éxito se basa en aprovechar tus fortalezas y no dedicar tu tiempo a trabajar para superar tus debilidades. Pero debes asegurarte de que tus debilidades no sean una carga suficiente para evitar que ganes

Haz una lista de tus debilidades, y compárala con las personas de tu equipo que tienen como fortaleza tu debilidad para descubrir a quien que puedes recurrir para que te ayuden a compensarlas. ¿Cómo puedes minimizar el impacto de tus debilidades? ¿Cómo puedes asegurarte de que tus debilidades no te hagan perder?

CUARTO OBJETIVO: TU COMPETENCIA

En la competencia, no solo necesitas saber cómo jugar tu mejor partido en función de tus fortalezas y debilidades. También debes estudiar cómo tu competidor juega y comprender sus fortalezas y debilidades.

Estudiar a tus competidores te permite desarrollar estrategias y tácticas para vencerlos. Esta es la materia de la que está hecha la estrategia.

Ganar en ventas (o cualquier cosa) requiere que compitas. Pero primero debes competir contra los obstáculos personales y los obstáculos que impiden tu éxito. Luego, tienes que jugar el juego como si perder tuviera consecuencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *